Dejar de fumar para siempre

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud es dejar de fumar o consumir otros tipos de tabaco. Aunque no sea fácil dejar de fumar, lo puedes lograr. Las personas que dejan de fumar antes de los 50 años tienen una ventaja adicional, y es que el riesgo de morir en los próximos 15 años se reduce a la mitad.*

En ese sentido, la Sociedad Americana del Cáncer organiza el evento anual Gran Día de No Fumar (Great American Smokeout) que se celebra cada tercer jueves de noviembre. Este evento exhorta a los fumadores a tomar medidas y elaborar un plan para dejar de fumar, ¡incluso dejar de fumar ese mismo día! Pero no tienes que esperar hasta noviembre para comprometerte a dejarlo. Puedes solucionarlo en enero o comprometerte a dejar de fumar para alguna otra fecha que consideres importante. Lo importante es establecer una fecha y contar con apoyo.

Es importante que dejes de fumar, incluso si te diagnostican alguna enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Chronic Obstructive Pulmonary Disease, COPD, en inglés). Esta es una enfermedad que puede empeorar con el tiempo. Si dejas de fumar, esto podría ayudar a ralentizar el proceso de la enfermedad. Fumar causa inflamación en los pulmones y hace que fluya menos oxígeno. Fumar también puede dañar los alvéolos en los pulmones y hacer que los pulmones pierdan elasticidad. Esto provoca dificultad para respirar y que falte la respiración. También puede provocar tos y respiración entrecortada (sibilancia). Si la persona continúa fumando, esto les causará más daño a sus pulmones. Los síntomas pueden empeorar más rápido en fumadores, que en personas que dejaron de fumar. Los síntomas pueden obstaculizar actividades cotidianas, como limpiar la casa o ducharse.

Hay estudios que demuestran que los fumadores son más propensos a contraer gripe o neumonía. Las personas saludables pueden combatir la gripe o la neumonía y recuperarse por completo. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede ser grave y puede provocar problemas de salud importantes.

Debes consultar con tu médico sobre dejar de fumar. Existen recursos y asistencia para ayudarte a dejar de fumar satisfactoriamente.

Tu cobertura médica puede ayudarte a dejar de fumar porque cubre el costo de la asesoría y los medicamentos para estos casos. Si no estás listo para dejar de fumar hoy mismo, podría serte útil saber que tus costos tendrán cobertura.

Infórmate si actualmente eres elegible para inscribirte en el programa para dejar de fumar** al llamar al 866-412-8795 o al número en tu tarjeta de asegurado. Ten a mano tu tarjeta y sigue las instrucciones. Selecciona la opción del programa para dejar de fumar y de control de peso (Lifestyle Management).

Desde ahora hasta el 16 de noviembre, únete a todos los demás en todo el país para comprometerte a dejar de fumar en apoyo del evento Gran Día de No Fumar (Great American Smokeout) de la Sociedad Americana del Cáncer.




* Fuente: Centros para el control y la prevención de enfermedades, 2012

** El programa para dejar de fumar está disponible para los asegurados que tienen cobertura a través de sus empleadores y acceso a Blue Care Connection. Para obtener todos los detalles, incluyendo los beneficios, las limitaciones y las exclusiones, consulte su certificado de cobertura. También puede hablar con su departamento de recursos humanos o llamar al número de servicio al cliente que aparece en su tarjeta de asegurado.

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.