Asma: Haz de tu hogar un lugar seguro

El hogar es donde está el corazón, pero también donde se encuentran los factores que provocan el asma. 

Jill Heins, directora regional de Respiratory Health for the American Lung Association of the Upper Midwest, indica que “varios factores que provocan el asma son invisibles al ojo humano y se ocultan en la habitación, en las áreas comunes del hogar, la cocina y los baños”.

Antes de eliminar de tu hogar los factores que provocan asma, es importante identificarlos. 

Existen dos tipos de factores principales: alérgenos e irritantes.

Según Heins, “los alérgenos son únicos para la persona con asma y causan una reacción inmune” y “los irritantes son cosas que afectan la nariz, las fosas nasales, la garganta y los pulmones”. 

Algunos de los alérgenos más comunes en el hogar:

  • moho
  • cucarachas
  • pelaje de las mascotas 
  • ácaros del polvo

Algunos de los irritantes más comunes en el hogar:

  • humo de cigarrillo
  • humo de madera
  • estrés
  • llorar desconsoladamente o reír demasiado
  • olores fuertes (de suministros de limpieza, velas aromáticas, perfumes, entre otros)

Los factores que causan el asma no son los mismos para todos. Sin embargo, puedes hacer todo lo posible para detectar los factores más irritantes en tu hogar. La manera más sencilla de hacerlo es anotando dónde estaba la persona cuando surgieron los síntomas. Así sabrás qué cuarto atender primero para tratar de eliminar los factores que causan el asma. Un alergólogo, un médico que se especializa en tratar alergias, también puede ayudar a detectar estos factores con un examen de alergias. Una vez sepas qué factores provocan el asma y los ubiques en tu hogar, puedes tratar de eliminarlos. 

Baños

Los factores más comunes en un baño son el moho y los olores fuertes, como aerosoles, perfumes, velas aromáticas y ambientadores. Heins aconseja lo siguiente para reducir cualquier fuente de factores en los baños que puedan causar asma:

  • Usa el ventilador durante las duchas para que las superficies se sequen más rápido. Si el baño no cuenta con ventilador, limpia las superficies, toallas y cortinas frecuentemente.
  • No uses perfumes, lociones y productos corporales con olores fuertes.
  • Usa limpiadores sin olores fuertes o limpia cuando la persona con asma esté fuera de casa.

También ten en cuenta que el baño sirve para lavarse los factores que causan el asma. Según Heins, “los factores externos que causan asma pueden convertirse en factores internos”. Además, explica que “si los niños juegan afuera, ellos también pueden traer al interior polen y ambrosia. Por lo tanto, es importante que se bañen y se laven el cabello antes de ir a dormir”. 

Salas de estar

Según Heins, los factores más comunes en las salas son los ácaros de polvo, las mascotas, los olores fuertes, el humo de madera y de tabaco.

Ella también dice que “si vives con alguien con asma, nunca deberías de fumar en la casa”, y que “también debes de limitar el humo de madera o clausurar chimeneas dentro de casa”.

Heins recomienda limitar otros factores:

  • No permitas que las mascotas suban a los muebles para evitar pelaje en la tela.
  • Evita alfombras que cubran el espacio por completo.
  • Evita las velas o ambientadores aromáticos de cualquier tipo.
  • Aspira y sacude al menos una vez a la semana.

Dormitorio

Deshacerse de los factores que provocan el asma de los dormitorios significa que la persona con asma podrá pasar una buena parte del día en un espacio libre de alergénicos, mínimo ocho horas.

Los ácaros de polvo y las mascotas son los factores principales que provocan asma en un dormitorio. Los ácaros de polvo (dermatophagoides pteronyssinus) son insectos diminutos, invisibles al ojo humano. Se esconden en colchones, almohadas, cubrecamas, alfombras, muebles tapizados y juguetes de peluche. Muchas personas con asma son alérgicas a deshechos y partes del cuerpo de los ácaros de polvo.

Para eliminar ácaros de polvo, hay que limpiar los sitios donde se acumule polvo. Heins aconseja lo siguiente: 

  • Elimina las alfombras. Si no es posible, aspira mínimo una vez a la semana.
  • Usa cubiertas anti ácaros de polvo en almohadas y colchones.
  • Lava los cubrecamas una vez a la semana con agua caliente para matar y eliminar ácaros de polvo.
  • Cambia de lugar o lava los animales de peluche.
  • Cambia las almohadas mínimo dos veces al año.
  • Desempolva con un trapo húmedo para recolectar el polvo.
  • Evita la presencia de pelaje animal, no permitas que las mascotas suban a las camas ni que permanezcan en la habitación.

Cocina

Según Heins, “no deseamos pensar en las pestes en nuestros hogares, pero en la cocina necesitamos pensar en las cucarachas”. Muchas personas con asma son alérgicas a los deshechos de las cucarachas y estar expuestos a ellas puede provocar síntomas asmáticos.

Para prevenir las pestes y reducir los problemas en la cocina, Heins sugiere lo siguiente:

  • Guarda los alimentos en contenedores sellados.
  • Limpia y quita la grasa de la estufa y a su alrededor. Retira migajas de las superficies inmediatamente.
  • Si cuentas con estufa de gas, también recuerda que libera dióxido de nitrógeno, que puede afectar a personas con Cocina con el extractor prendido o cuando la persona con asma no esté presente.

Deshacerse de los factores que provocan asma puede parecer una tarea difícil, pero Heins recomienda tomar pasos sencillos e ir poco a poco, un cuarto a la vez. También comenta que “incluso los cambios más pequeños beneficiarían a la persona con asma”.

Para informarte más acerca de la iniciativa sobre cómo enfrentar el asma, ¡visita nuestro sitio web

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.