De dolor de cabeza a enfermedad cardíaca: los antiinflamatorios no esteroideos suponen peligros cardíacos

  La próxima vez que compres un frasco de ibuprofeno o de naproxen, lee las letras pequeñas. Verás una advertencia sobre el riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales potencialmente mortales.

Estos medicamentos se conocen como antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, en inglés). La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) ahora exige un mensaje más firme sobre los riesgos que suponen. Las etiquetas de los medicamentos pronto incluirán información más detallada sobre los riesgos, incluidos los siguientes:

Cuanto más tiempo haya utilizado los medicamentos, el riesgo es mayor. Los ataques cardíacos o los derrames cerebrales pueden ocurrir, incluso, durante las primeras semanas de usar estos medicamentos.

Cuanto más alta sea la dosis que tome, el peligro es mayor.

Los pacientes con enfermedades cardíacas o con factores de riesgo, como presión arterial alta, enfrentan un riesgo mayor.

Estos eventos pueden ocurrir, incluso, en personas sanas.

Estas advertencias también aplican a los antiinflamatorios no esteroideos, incluidos el diclofenac (Voltaren®) y celecoxib (Celebrex®). Su médico podría recetarle estos medicamentos para aliviar el dolor crónico de la artritis u otros padecimientos.

Las advertencias no aplican a la aspirina, aun cuando también se encuentra es en este tipo de medicamentos. Sin embargo, si toma una dosis baja de aspirina para evitar ataques cardíacos o derrames cerebrales, tomar otro antiinflamatorio no esteroideo podría disminuir la protección del medicamento.

Las nuevas advertencias no significan que usted no deba tomar nunca estos medicamentos. Siguen siendo considerados tratamientos efectivos para combatir el dolor, la inflamación y la fiebre.

Sin embargo, según FDA, aquellas personas con problemas cardíacos o de presión arterial alta deben consultar a su médico antes de usarlos. Todos deben leer cuidadosamente todas las etiquetas de los medicamentos. Muchos medicamentos para alivio multisintomático de resfriados también contienen antiinflamatorios no esteroideos, así que evite tomar una dosis doble accidentalmente.

Si tomas los antiinflamatorios no esteroideos y detectas síntomas de un problema cardíaco o un derrame cerebral, busca atención médica inmediatamente. Estos incluyen dolor repentino en el pecho, debilidad en una parte del cuerpo, problemas de habla o problemas respiratorios.

Infórmese sobre las nuevas etiquetas en el sitio web de FDA. 

Fuente: Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.