Diagnóstico de cáncer de mama: ¿Ahora qué?

Diagnóstico de cáncer de mama: ¿Ahora qué?

Diagnóstico de cáncer de mama: ¿Ahora qué?

Una de cada ocho mujeres estadounidenses (aproximadamente un 12 por ciento) desarrollará cáncer de mama. ¿Qué pasaría si tú o uno de tus seres queridos son parte de ese 12 por ciento? El tratamiento para el cáncer de mama es toda una travesía. Necesitarás ayuda y recursos en tu camino hacia la salud.

Comparte la noticia sobre tu diagnóstico
Enterarte de que tienes cáncer causa un altibajo de emociones para ti y tu familia. Aunque es fácil pronunciarlo, si se te han diagnosticado con la enfermedad, la palabra “cáncer” puede ser la más difícil de pronunciar. 

Pero hablar sobre el tema con tus amistades y familiares es saludable. Compartir la noticia puede ayudarte a sobrellevar la carga y aliviar un poco los sentimientos de aislamiento y frustración. Cuando estés lista, prepárate para compartir con tu familia tu diagnóstico. 

Recomendaciones a la hora de compartir la noticia:

  • Usa palabras con las que te sientas cómoda. No existe una manera correcta de hablar de tu enfermedad.
  • Busca ayuda. Haz una lista de las personas con las que quieras compartirles la noticia personalmente. Luego, pídele a un familiar o amigo de confianza que comparta la noticia con los demás.
  • Prepárate. La mayoría de las personas tiene preguntas sobre tu prognosis y los pasos a seguir. Considera cuánto quieres compartir; todo depende de lo que tú quieras. Puede haber temas que de los que aún no quieras hablar, como los tratamientos. Piensa cómo cambiar el tema si surge algún tema no quieres tratar.
  • Sé sensible y honesta con los niños. Ellos sentirán que algo no está bien y deben recibir la noticia de ti sobre tu cáncer. Háblales de forma tranquila y asegúrales de que habrá alguien que los cuide.

Cuídate bien a ti misma
Te recomendamos que hagas lo siguiente para ayudarte a sobrellevar mejor la situación.

  • Descansa lo suficiente, lleva una dieta saludable y mantente físicamente activa.
  • No todas las actividades en tu vida tienen que suspenderse. Intenta mantenerte ocupada disfrutando de tus pasatiempos y de cualquier otra actividad que disfrutes.
  • Aparta tiempo para estar en quietud para reflexionar y relajarte.
  • Busca ayuda de tu médico si experimentas ansiedad, desesperanza o depresión por más de dos semanas.

Prepárate para el tratamiento
Tomar la decisión de comenzar tu tratamiento puede ser abrumador. Los tratamientos contra el cáncer ofrecen numerosas alternativas, así que no hay una sola respuesta.

Infórmate lo más que puedas sobre tu tipo de cáncer y tus opciones de tratamiento. Mantenerte activamente involucrada tomando decisiones puede ayudarte a entender mejor tu tratamiento. Te sentirás más en control y menos preocupada.

¿Cómo podemos ayudar?
Además de tratar de entender y procesar la noticia, determinar cuál será el siguiente paso puede ser demasiado en qué pensar.

Primero, como asegurada de Blue Cross and Blue Shield puedes llamar a Servicio al Cliente al número en tu tarjeta de asegurado. Una llamada puede ayudar a determinar los tipos de servicios y apoyo a tu disposición. Comunícale al especialista en Servicio al Cliente que deseas hablar con un coordinador de servicios médicos (care manager) ya que fuiste diagnosticada con cáncer de mama.

Contamos con un equipo de enfermeros profesionales y trabajadores sociales te brindarán su apoyo para ayudarte en la recuperación de cáncer de mama, obteniendo los mejores cuidados. Estos coordinadores de servicios médicos pueden jugar un papel esencial para encontrar servicios de apoyo, entre ellos:

  • explicación de tus opciones de tratamiento;
  • órdenes médicas para consultar médicos con la distinción Blue Distinction si necesitas una segunda opinión;
  • ayuda para planificar tu tratamiento y recuperación.
  • recursos para ayudarte a ti y tu familia, tales como cuidado de niños, transportación o ayuda para encontrar medicamentos más económicos;
  • ayuda para lidiar con tus sentimientos y emociones;
  • ayuda para encontrar recursos para una peluca.
  • ponerte en contacto con un nutriólogo para que te ayude con tus nuevas necesidades alimentarias.

Los profesionales asignados a tu caso (case manager) también colaborarán con nuestro equipo de médicos y farmacéuticos para revisar los tratamientos y medicamentos recomendados. Estas revisiones pueden ayudar para confirmar que no habrá alguna interacción peligrosa con otros medicamentos que estés tomando. Además, ellos pueden identificar cualquier restricción alimentaria que deba seguirse para prevenir cualquier interferencia con los medicamentos. 

Los profesionales asignados a los casos clínicos también trabajan tras bambalinas para coordinar la atención médica con tus médicos. 

Pero el rol de un profesional asignado no solo es el de coordinar la atención médica. Su meta es ayudarte a entender lo que está por venir, brindarte respuestas a tus preguntas médicas, y guiarte durante tu tratamiento de manera compasiva. 

¿Has sido diagnosticada con cáncer de mama? Comparte tu historia en la sección de comentarios.

Originalmente publicado: 11 septiembre 2017
 
Anonymous