Diagnóstico de cáncer de mama en la familia: ¿Ahora qué?

¡Blue Cross and Blue Shield está para ayudarle!
Puede ser angustioso recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Además de tratar de entender y procesar la noticia, determinar cuál será el siguiente paso por tomar puede ser demasiado en qué pensar.

Primero, como asegurado de Blue Cross and Blue Shield puedes llamar a Servicio al Cliente al número en tu tarjeta de asegurado. Una llamada puede ayudarte a establecer qué tipo de servicios y apoyo están a tu disposición.

Blue Cross and Blue Shield cuenta con un equipo de profesionales para ayudarte en tu camino hacia la recuperación de cáncer de mama. Profesionales especializados colaborarán contigo para ayudarte holísticamente a manejar todas tus necesidades.
Un equipo de enfermeros profesionales y trabajadores sociales te brindarán su apoyo para ayudarte a obtener los mejores cuidados. Estos coordinadores de atención médica pueden jugar un papel esencial para encontrar servicios de apoyo, entre ellos:

  • Ayuda para entender tus opciones de tratamiento.
  • Ayuda para obtener órdenes médicas para consultar médicos con la distinción Blue Distinction, por ejemplo, si necesitas una segunda opinión.
  • Ayuda para planificar tu tratamiento y recuperación.
  • Recursos para ayudarte a ti y tu familia, tales como cuidado de niños, transportación o ayuda para encontrar medicamentos más económicos.
  • Ayuda para lidiar con tus sentimientos y emociones.
  • Ayuda para encontrar recursos para una peluca.
  • Ponerte en contacto con un nutriólogo para que te ayude con tus nuevas necesidades alimentarias.

Los profesionales asignados a tu caso también colaborarán con nuestro equipo multidisciplinario de médicos y farmacéuticos para revisar los tratamientos y medicamentos recomendados. 

Estas revisiones pueden ayudar para asegurarse de que no habrá alguna interacción peligrosa con otros medicamentos que estés tomando. Además, ellos pueden identificar cualquier restricción alimentaria que deba seguirse para prevenir cualquier interferencia con los medicamentos. 

Los profesionales asignados a los casos clínicos también trabajan tras bambalinas para coordinar la atención médica con tus médicos. 

Pero el rol de un profesional asignado no solo es el de coordinar la atención médica. Su meta es ayudarte a entender lo que está por venir, brindarte respuestas a tus preguntas médicas, y guiarte durante tu tratamiento de manera compasiva. 

¿Sabías que?
Una de cada ocho mujeres estadounidenses (aproximadamente un 12 por ciento) desarrollará cáncer de mama invasivo durante el transcurso de su vida. Tan solo este año, se espera que se diagnostiquen más de 230,000 nuevos casos de cáncer de mama invasivo en las mujeres en Estados Unidos.

¿Qué pasaría si tú o uno de tus seres queridos son parte de ese 12 por ciento? El tratamiento para el cáncer de mama es toda una travesía. Necesitarás ayuda y recursos en tu camino hacia la salud.

Cómo compartir las noticias sobre tu diagnóstico
Enterarte de que tienes cáncer causa un altibajo de emociones para ti y tu familia. Aunque es fácil pronunciarlo, si se te han diagnosticado con la enfermedad, la palabra “cáncer” puede ser la más difícil de pronunciar. 

Pero hablar sobre el tema con tus amistades y familiares es saludable. Esto puede ayudarte a sobrellevar la carga y aliviar un poco los sentimientos de aislamiento y frustración. Cuando estés lista, prepárate para compartir con tu familia tu diagnóstico. 

Ten en cuenta que el cáncer afecta a toda la familia, y puede que te sorprenda ver cómo tus familiares responden a la noticia. No olvides que las reacciones de las personas no necesariamente reflejan sus sentimientos hacia ti. Ellos también están afrontando la situación con sus propios miedos. Comunicarse abiertamente puede ayudar a superar sus miedos. 

Te recomendamos los siguientes consejos a la hora de darles la noticia:

  • Usa palabras con las que te sientas cómoda. No existe una manera correcta de hablar de tu enfermedad.
  • Busca ayuda. Haz una lista de las personas con las que quieras compartirles la noticia personalmente. Luego, pídele a un familiar o amigo de confianza que comparta la noticia con los demás.
  • La mayoría de las personas tiene preguntas sobre tu prognosis y los pasos a seguir. Considera cuánto quieres compartir; todo depende de lo que tú quieras. Puede haber temas, tales como tus opciones de tratamiento, con los que te sientas incómoda. Piensa cómo cambiar el tema si surge algún tema no quieres tratar.
  • Sé sensible y honesta con los niños. Ellos sentirán que algo no está bien y deben recibir la noticia de ti sobre tu cáncer. Háblales de forma tranquila y asegúrales de que habrá alguien que los cuide.

Cuídate bien a ti misma
Te recomendamos que hagas lo siguiente para ayudarte a sobrellevar mejor la situación.

  • Cuídate a ti misma. Descansa lo suficiente, lleva una dieta saludable y mantente físicamente activa.
  • No todas las actividades en tu vida tienen que suspenderse. Intenta mantenerte ocupada disfrutando de tus pasatiempos y de cualquier otra actividad que disfrutes.
  • Aparta tiempo para estar en quietud para reflexionar y relajarte.
  • Busca ayuda de tu médico si experimentas ansiedad, desesperanza o depresión por más de dos semanas.

Comienza tu tratamiento
Tomar la decisión de comenzar tu tratamiento pudiese ser abrumador. Los tratamientos contra el cáncer ofrecen numerosas alternativas, así que no hay una sola respuesta. Por lo tanto, entender tus opciones de tratamiento puede ayudarte a sentirte más en control y menos preocupada de lo que está por venir.

Infórmate lo más que puedas sobre tu tipo de cáncer y tus opciones de tratamiento. Mantenerte activamente involucrada tomando decisiones puede ayudarte a entender mejor tu tratamiento. Te sentirás más confiada y satisfecha con tus opciones. Las investigaciones también demuestran una correlación entre la participación en las decisiones de tratamiento y mejores resultados.

Cómo comenzar:
Encuentra a alguien que esté dispuesto a acompañarte a tus consultas y ayudarte a tomar notas. Es normal sentirte abrumada, pero contar con un acompañante de confianza puede ayudarte a mantener toda la información en orden para que no olvides ningún dato. 

Pide una segunda opinión. Esto también podría proporcionarte más información sobre tu diagnóstico y tus opciones de tratamiento. También puedes recibir ayuda llamando a Servicio al Cliente al número que está en tu tarjeta del seguro, ya que algunas coberturas incluyen beneficios para una segunda opinión.

Obtén información sobre el tipo de cáncer que tienes. Pide material impreso y hazle preguntas a tu médico y a otros en el equipo de profesionales médicos. Asegúrate de preparar una lista de preguntas antes de tus consultas y anota las respuestas. Existen sitios web confiables como el de National Cancer Institute  , MedlinePlus  y Cancer.net  que pueden proporcionarte información útil.

Habla con tu médico sobre la meta de tu tratamiento y el papel que juegas tú. ¿Qué se pretende lograr con el tratamiento? ¿Curar, controlar o tratar los síntomas? Tú formas una parte importante de tu equipo de atención médica contra el cáncer. No temas hacer preguntas sobre las opciones de tratamiento para entender con claridad tus opciones.

Busca el apoyo de familiares, amistades y otras personas que han tenido cáncer. Pregúntale a tu médico sobre recursos que pueden ayudarte a sobrellevar tu enfermedad y tratamiento. Pregunta sobre los grupos de apoyo, consejería y otros servicios.

Guarda todos tus expedientes médicos, resultados de pruebas, tus notas y cualquier otra documentación relacionada a tu caso. Establece un sistema que te ayude a mantenerte organizada. Tener toda la información que necesitas en orden y a la mano puede ayudarte a lidiar con más facilidad con tu equipo de atención médica contra el cáncer.

¿Has recibido apoyo de tu comunidad? Comparte tu historia en la sección de comentarios.

Last update: 8/16/2019

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.