¡La prediabetes se puede revertir! Evita la diabetes reduciendo tu consumo de azúcar

¿Deseas escuchar buenas noticias sobre la diabetes? Para muchos de nosotros, la enfermedad se puede retardar o incluso prevenir haciendo algunos cambios simples a nuestro estilo de vida. Esto es importante no solo porque la diabetes afecta a uno de cada 11 estadounidenses, pero porque la prediabetes afecta a uno de cada tres de nosotros. Pero primero, veamos de qué se trata la diabetes. Antes de compartir algunas ideas para retardar o prevenir la diabetes:

Nuestros cuerpos convierten mayor parte de lo que comemos en azúcar, o glucosa, la cual después es usada como energía. Para movilizar el azúcar en nuestro cuerpo, necesitamos la hormona insulina, la cual se genera en el páncreas. Si el páncreas no produce suficiente insulina, o si nuestros cuerpos no pueden usarla por cualquier motivo, el exceso de azúcar comienza a acumularse en nuestra sangre. El resultado de esta acumulación son depósitos de grasa que bloquean nuestros vasos sanguíneos, los cuales pueden resultar en un derrame cerebral o ataque al corazón.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1: El cuerpo deja de producir insulina.

Diabetes tipo 2: El cuerpo no produce suficiente insulina o deja de usarla eficientemente.

Además de la diabetes tipo 1 y tipo 2, también existe la condición prediabetes, en la cual los niveles de glucosa en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos para ser diagnosticado con diabetes. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), del 15% al 30% de las personas con prediabetes desarrollarán diabetes tipo 2 dentro de 5 años. Pero hay buenas noticias, la prediabetes puede ser revertida.

A través de un estudio nacional llamado Diabetes Prevention Program (DPP, en inglés) que realizó National Institutes of Health (NIH) para la prevención de diabetes, reveló que “millones de personas de alto riesgo pueden retardar o evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2 perdiendo peso a través de la actividad física regular y una dieta baja en calorías y grasa”.

¿Por dónde comenzar?

El historial médico familiar de diabetes en conjunto con otros factores de riesgo mayores que incluyen tener sobrepeso, no alimentarse bien y no hacer suficiente ejercicio. Al atender estos riesgos, puedes prevenir o retardar la diabetes. O, como dice CDC: Prediabetes = Pre(venir) diabetes. Veamos cómo comenzar:

  • Cuando vayas al mandado, haz una lista de alimentos saludables y síguela. No vayas de compras con el estómago vacío.
  • Crea una rutina de ejercicio para cuando veas televisión. Camina mientras ves televisión o levanta pesas durante tu programa favorito. Todas estas actividades cuentan.
  • Comer bocadillos es normal, pero en lugar de comer algo dulce, opta por los granos, frutas o vegetales. Las palomitas también son buena opción, solo limita la sal.
  • Si estás en tu trabajo o si andas de compras, sal a caminar o, mejor aún, usa las escaleras en lugar del elevador.
  • Puedes hacer un poco más de ejercicio bajándote del autobús o del metro una o dos paradas antes para caminar hasta tu casa.
  • No devores tu comida. Le toma al menos 20 minutos a tu estómago para enviarle una señal a tu cerebro para avisarle que ya estás satisfecho.

La conclusión es que cambios pequeños pueden tener un gran impacto. Retardar el desarrollo de la diabetes es el primer paso hacia la prevención. En tu próxima consulta médica, pídele a tu médico que mida tus niveles de azúcar en la sangre y asegúrate de informarle sobre cualquier historial médico familiar de diabetes.

 

Revisado: 5/8/2019

Comentario

INGRESA para compartir tus comentarios o REGISTRATE hoy para ser un miembro de Connect.