Cuida la salud de tus pulmones

Cuida la salud de tus pulmones

Cuida la salud de tus pulmones

Read in EnglishLa respiración es vida. Cualquiera que haya tenido problemas para respirar sabe lo aterradora que puede ser la experiencia. A veces la gente piensa que los problemas respiratorios son ocasionados a medida que avanza la edad. Una tos persistente o un leve silbido pueden deberse simplemente a un resfriado, pero también pueden ser una señal de algo más grave.

Dos de los padecimientos respiratorios más comunes son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma. Aunque ambas afecciones tienen similitudes, también presentan importantes diferencias. Veamos cómo se definen y se tratan.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Con la EPOC, las vías respiratorias de los pulmones se inflaman, lo que dificulta la respiración. De acuerdo con la Asociación Americana del Pulmón (ALA, en inglés), leaving site icon la EPOC afecta a millones de estadounidenses. En Estados Unidos, es la tercera causa de muerte. Aunque existen varias causas de la EPOC, la más común es el tabaquismo. Las personas con EPOC tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud graves.

Muchas personas no saben que tienen EPOC hasta que alcanzan una fase avanzada. Los síntomas de la EPOC pueden incluir los siguientes:

  • tos crónica
  • infecciones respiratorias frecuentes
  • dificultad para respirar durante las actividades cotidianas

Si tienes alguno de estos síntomas, acude a tu médico inmediatamente. Cuanto antes diagnostiquen la EPOC, más éxito tendrá el tratamiento. Dependiendo de tus síntomas y de tu historial médico, existen diferentes tipos de tratamiento. Estos pueden incluir:

  • medicamentos
  • oxígeno
  • rehabilitación pulmonar

Tu médico te explicará cuál es el mejor para ti y por qué.

Asma

De acuerdo con la ALA, más de 26 millones de estadounidenses padecen de asma. leaving site icon Aunque el asma no tiene cura, puede tratarse con éxito para que las personas puedan llevar una vida normal y saludable. Al igual que la EPOC, el asma es causada por inflamación de las vías respiratorias del pulmón, lo que dificulta la respiración.

Los síntomas son similares a los de la EPOC e incluyen los siguientes:

  • sibilancias
  • tos
  • falta de aire

Una de las diferencias entre estas enfermedades es que el asma suele diagnosticarse a una edad temprana. La EPOC aparece más tarde, y especialmente en fumadores. El asma suele tener un factor genético. Si uno de tus padres tiene asma, tienes mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

El asma no tiene cura, por lo que es importante controlarla. Para ayudarte, tu médico puede hacer lo siguiente:

  • Crearte un plan para combatir el asma que detalle los medicamentos que debes tomar y cuándo tomarlos.
  • Proporcionarte medicamentos que te ayuden a controlar el asma a largo plazo y a aliviarte rápidamente durante un ataque de asma.
  • Enseñarte a utilizar un "medidor de flujo máximo" para controlar el movimiento del aire a través de tus pulmones.

La salud de los pulmones es importante. Si tienes dificultad para respirar u otros síntomas relacionados, habla con tu médico.

Fuentes: Warning Signs of Lung Disease, leaving site icon American Lung Association, 2020; Chronic Obstructive Pulmonary Disease (COPD), leaving site icon American Lung Association, 2020;  Learn About Asthma, leaving site icon American Lung Association, 2020;  What is COPD?, leaving site icon Center for Disease Control and Prevention, 2021.
Important Plan Information 
Y0096_WEBBMYLHCONNECT21_C
Anonymous